Catégories
Actus culinaires

Dos diputados de Vox en Ceuta dejan el partido y denuncian mensajes contra los musulmanes

« La Tercera Guerra Mundial tendr que empezar algn da y ser contra el islam. Estn palestinizando Ceuta », se lee en el grupo de WhatsApp de la formacin

Los diputados Jos

Los diputados Jos Mara Rodrguez y Mara del Carmen Vzquez, en una comparecencia, en Ceuta.
Antonio Sempere

Slo ocho meses despus de sus excelentes resultados en las elecciones locales, Vox atraviesa una grave crisis en Ceuta. Dos de los seis diputados en la Asamblea de la ciudad autnoma, Mara del Carmen Vzquez y Jos Mara Rodrguez, han abandonado este lunes el partido y pasarn a partir de ahora a estar no adscritos. Vox, tercera fuerza en las elecciones del pasado mayo, se queda con cuatro escaos, aunque ya ha exigido a los dos diputados que entreguen su acta.

En declaraciones a EL MUNDO, Vzquez y Rodrguez han explicado que su salida se debe a lo que consideran una gestin autoritaria por parte de la direccin local. Adems, afirman que el partido mantiene un tono insultante contra la comunidad musulmana de la ciudad, como demuestran algunos mensajes de los grupos de WhatsApp de Vox escritos por los dirigentes locales de la formacin, que han sido difundidos por simpatizantes crticos del partido. Por ltimo, aseguran estar sufriendo acoso por parte de la direccin de Vox, que en Ceuta lidera el presidente de una Gestora, Juan Sergio Redondo.

Su salida de Vox se produce adems en un momento clave de la poltica local, ya que el partido acaba de sellar un acuerdo con el PP para aprobar los Presupuestos y dar estabilidad al Gobierno de Juan Jess Vivas. El proceso que ha culminado con la salida de los dos diputados comenz el pasado noviembre, cuando trascendi que un grupo de militantes de Ceuta haba remitido una carta al presidente de la formacin, Santiago Abascal, denunciando que Juan Sergio Redondo ejerca un liderazgo autoritario en el partido en la ciudad.

La misiva provoc la visita a Ceuta del responsable del rea Territorial de la Vicesecretara Nacional de Organizacin de Vox, Ignacio Ansaldo, para intentar aplacar las crticas y gestionar la salida de algunos miembros de la Gestora. Ahora, Vox se ve ante otro problema en Ceuta, que adems puede verse agravado con los mensajes de WhatsApp que han sido difundidos.

« Le hemos puesto la cruz a un moro »

Por ejemplo, en uno se criticaba la concesin, el pasado 20 de septiembre, de la Gran Cruz de la Orden del Mrito de la Guardia Civil al jefe de la Gendarmera de Marruecos, Mohammed Haramou, con estas palabras: « Miremos el lado positivo: le hemos puesto una cruz a un moro ». El texto lo escriba Yolanda Melero, candidata al Senado.

El presidente de la Gestora, Juan Sergio Redondo, comenta en otro mensaje su hartazgo por el trato a los musulmanes en Ceuta. « De momento la batalla la vamos a plantear en el terreno electoral », dice Redondo en el mensaje, para a continuacin aadir: « Pero tal y como estn las cosas de mal, no es para nada extrao que al final haya que combatir militarmente ».

El presidente de Vox en Ceuta revela en sus comentarios una profunda preocupacin por lo que califica de « palestinizacin » de la ciudad autnoma. « Os aseguro que esta gente, en breve, si no aceptamos su visin islamizante, empezar a tratarnos como ocupantes: algo as como a los israeles », se lamenta Redondo.

La afirmacin del lder local del partido encuentra apoyo en el diputado en la Asamblea ceutco Francis Ruiz, polica nacional de profesin, que remata: « La Tercera Guerra Mundial tendr que empezar algn da y ser contra el islam ».

Las celebraciones religiosas musulmanas tampoco escapan al escrutinio del mximo responsable de Vox en la ciudad autnoma. En los das en los que miles de ceutes celebraban la Fiesta del Sacrificio o Eid-Al Adha, Redondo comentaba en WhatsApp una fotografa en la que poda verse a un grupo de nios jugando junto a un cordero que aguarda su turno para ser sacrificado.

« Qu entraable y educativa foto… », escriba, « esas nuevas generaciones que ven lo ms normal del mundo dejar agonizar un animal antes de arrancarle la cabeza para carbonizarla; si yo le muestro en vivo ese espectculo a los cros de los primos de mi mujer del tirn me cargo entre el disgusto, el terror y el sncope por lo menos a tres o cuatro ».

Tambin hay crticas al lder del PP de Ceuta y presidente de la ciudad desde 2001, Juan Jess Vivas, con quien acaban de pactar los Presupuestos. A raz de una publicacin en la pgina web oficial de la ciudad de un texto de la asociacin cultural Al-Idrisi, Redondo dice en otro mensaje de WhatsApp: « ste es el tipo de pensamiento cuyo nico responsable ha sido Juan Vivas y su mierda de Ceuta de las Cuatro Culturas. Esta chavala cuando dice ‘en Ceuta antes que las costumbres cristianas estaban las musulmanas’ est negando la propia espaolidad de Ceuta ».

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *